Prime Protector. Estudios y ensayos sobre el dispositivo.

Prime Protector. Estudios y ensayos sobre el dispositivo.

Una forma común de transmisión de enfermedades es por medio de gotas de Flügge generadas al toser, estornudar o hablar. La transmisión de gotas de Flügge es la ruta habitual para las infecciones respiratorias (Fig.GF1). En este caso su aerosolización. Estas partículas miden de 0,5 a 10 μm y pueden permanecer hasta 30 minutos suspendidas en el aire. La transmisión puede ocurrir cuando las gotas respiratorias alcanzan superficies mucosas susceptibles, como los ojos, la nariz o la boca. Esto también puede
suceder indirectamente a través del contacto con superficies contaminadas cuando las manos tocan la cara.

Algunos virus que se transmiten por las gotas de Flügge incluyen el virus de la influenza, el rinovirus, el (VSR), el enterovirus, el norovirus, el morbillivirus del sarampión, los coronavirus como el SARS-CoV9, causante del SARS y el virus SARS-CoV-2 causante de la actual pandemia
mundial de la COVID-19. Los agentes de infección bacteriana y fúngica también pueden transmitirse por gotas de Flügge.

Fig.GF1. Partículas expedidas por un estornudo.

Prime Protector está compuesto por un dispositivo de protección, de fácil movilidad, versátil y de total asepsia. Si bien existen protectores para aerosoles, este dispositivo se diferencia por brindar al profesional, a su paciente y al entorno de trabajo; una gran reducción de bacterias. Debido a la forma semiesférica y su campo antifluido, se aíslan todos los agentes patógenos, permitiendo una productividad y desinfección completa al no tener ángulos conformados (Fig.GF2). La principal ventaja del producto es que, gracias al ser un termoformado de PMMA (Polímero termoplástico altamente transparente obtenido de la polimerización del monómero metilmetacrilato) es antiempañante. Polimetilmetacrilato, superior al 90%; logra encapsular todo agente patógeno, sin distorsionar la visibilidad ni los colores. Está diseñado como un dispositivo indispensable de bioseguridad para clínicas odontológicas, anestesiología, quirófanos, hospitales, laboratorios y lugares que requieran cuidados y protecciones auxiliares para sus profesionales y el entorno de trabajo.

Los aerosoles han sido definidos como partículas que pueden permanecer en el aire por horas o días y pueden producir efectos directos (son inhalados, depositados o ingresan al organismo) o indirectos (cuando las partículas contaminadas quedan sobre las superficies). Kutter y cols. (2018), demostraron que los aerosoles de agentes patógenos altamente virulentos como el coronavirus del SARS-CoV (Síndrome respiratorio agudo severo) pueden viajar más de 1,8 metros y son capaces de permanecer en diferentes superficies. Las muestras de
aire y los hisopos de superficies de contacto directo en una habitación ocupada por un paciente con SARS dieron positivo por reacción en cadena de polimerasa (PCR), aun cuando no se pudo cultivar virus a partir de estas muestras.

Se realizó el cálculo del área de dispersión de aerosolización durante 700 segundos de dos escenarios, uno sin barrera alguna (Fig. P1) y otro de los patógenos aislados dentro del Prime Protector (Fig. P2).

En conclusión, la dispersión sin barrera alguna permite que las gotas más pequeñas (aerosoles de menos de 10μm de tamaño o residuos de partículas pequeñas de las gotas evaporadas) se transporten y se mantengan en el aire durante un período prolongado pudiendo asentarse en áreas circundantes de la clínica: hasta un metro de distancia. La gran ventaja es la encapsulación de estos agentes migrobianos en un volúmen de 4cm3 (fig. P2) y la protección absoluta del operador, el paciente y el entorno de trabajo.

El análisis de regresión es ampliamente utilizado para la predicción y previsión, donde su uso tiene superposición sustancial en el campo de aprendizaje automático. El análisis de regresión se utiliza también para comprender cuales de las variables independientes están relacionadas con la variable dependiente, y explorar las formas de estas relaciones. En circunstancias limitadas, el análisis de regresión puede utilizarse para inferir relaciones causales entre las variables independientes y dependientes. La base para la extrapolación fueron las gotas de Flügge expedidas por aerosolización (Fig.EX3).

Se precisaron dos observaciones secuenciales (Fig.EX1 y Fig.EX2) hechas en puntos de vista distintos durante 480 segundos en una posición de vista transversal tomadas a 30FPS (Frames Per Second), con la herramienta de mano del operador en un rango de angulación entre 30° y 60° desde la cavidad oral. Las observaciones fueron registradas como variables cuantitativas, recopiladas, ponderadas y se representaron gráficamente de forma cronológica (Fig. EX4).

Fig.EX4. partículas expedidas en 50cm diámetro.

Fig.EX1. Punto de observación interior.

Fig.EX3 Aerosoles expedidos por 480 segundos.

Fig.EX2 Punto de observación exterior.

Adicionalmente se analizó la ergonomía y funcionalidad del operador comparando: Prime Protector (Fig.3a) y un protector rectangular (Fig.4a). Marcando el recorrido de movimientos perimetrales con la cavidad oral como pivote, se llegó a la conclusión de que: el equipo dental maneja una serie de partes telescópicas y retráctiles que delimitan el área de trabajo. Un brazo adicional de trabajo quedaría obsoleto en un movimiento vertical, convirtiéndose en un obstáculo para los procedimientos. Una barrera rectangular llega a tener ángulos que distorsionan la visión y limita los movimientos. Una clara desventaja son las esquinas (Fig.4a); impidiendo una asepsia óptima. En estos diagramas se muestra como la semiesfera de Prime Protector (Fig.3a) es la más adecuada en cuestiones de óptima operatividad, visión sin deformaciones y una limpieza íntegra, evitando una contaminación cruzada.


Prevención de Riesgos Laborales en el sector Odontológico.

Prevención de Riesgos laborales en el sector Odontológico.

La odontología es una profesión sanitaria expuesta a una gran cantidad de riesgos laborales. El personal sanitario que trabaja en estas clínicas se ve sometido constantemente a riesgos laborales que pueden suponer graves consecuencias para su salud. Conforme a la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, el centro odontológico es el responsable de adoptar y facilitar todas las medidas necesarias para que su personal pueda realizar su trabajo con plena seguridad.

Los riesgos que encontramos en un centro odontológico son muy variados y de distinto tipo:

  • Riesgos biológicos, como consecuencia de la exposición o contacto con agentes biológicos.
  • Riesgos químicos, por la exposición a agentes químicos, normalmente consecuencia de la inhalación o contacto de productos químicos.
  • Riesgos físicos, producidos por el daño corporal con o sin contacto directo producidos por el ruido, la vibración, la radiación y la temperatura o la humedad.
  • Riesgos ergonómicos y psicosociales, los producidos principalmente por posturas inadecuadas y las sobrecargas físicas y psíquicas.

PRIME PROTECTOR. PROTECCIÓN EN LA ODONTOLOGÍA

En la búsqueda de un sistema de trabajo seguro para los odontólogos se crea el dispositivo Prime Protector: equipo de protección colectiva que protege a los profesionales de los riesgos más frecuentes derivados de su profesión.

El dispositivo Prime Protector es un equipo de bioseguridad compuesto de una cúpula de protectora que aísla al paciente y protege al profesional de los principales riesgos físicos, químicos y biológicos presentes en el sector sanitario.

El apantallamiento mediante el uso de la cúpula ofrece una protección bidireccional: protege al profesional de los principales riesgos de su trabajo y garantiza a la clínica un equipo de trabajo con el que sus pacientes puedan sentirse atendidos con total seguridad.

La estructura de acero inoxidable tiene en su base peana, tres patas con ruedas giratorias que permite el desplazamiento del dispositivo y su colocación en el lugar más adecuado para el trabajo. Además de la movilidad, la configuración del eje central y sus elementos regulables le dotan de gran versatilidad, al poder adaptar la cúpula protectora a diferentes alturas, buscando la posibilidad de usarlo en las diferentes actividades del profesional y garantizando una posición ergonómica al profesional mediante realiza su trabajo.


Prime Protector. Medida de Protección Colectiva.

Prime Protector. Medida de Protección Colectiva.

Los profesionales del sector sanitario se ven expuestos continuamente a una serie de riesgos laborales que pueden afectar a su salud. Los peligros existentes tanto en el desempeño de su actividad laboral como en su entorno de trabajo obligan a que los profesionales deban tomar una serie de medidas preventivas para evitar que su actividad laboral pueda provocar un daño en su salud.

El artículo 40.2 de la Constitución Española y el artículo 19 del Estatuto de los Trabajadores reconocen el derecho a la protección de la salud y la integridad física, obligando a los poderes públicos a velar por la seguridad e higiene en el trabajo. La Directiva 89/391 CEE, aprobada el 12 de junio de 1989, fue traspuesta en el derecho español por la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), norma que regula en España los aspectos relacionados con los riesgos laborales.

La LPRL establece que los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud y es obligación del empresario y de las administraciones publicas garantizar que su trabajo pueda desarrollarse con total seguridad. El artículo 17 de la LPRL obliga al empresario a adoptar todas las medidas necesarias con el fin de que los equipos de trabajo sean adecuados para el trabajo que deba realizarse y convenientemente adaptados a tal efecto, de forma que garanticen la seguridad y la salud de los trabajadores al utilizarlos.

La protección colectiva es aquella técnica de seguridad cuyo objetivo es la protección simultánea de varios trabajadores expuestos a unos determinados riesgos. Se diferencia de los equipos de protección individual en que protege de uno o más riesgos a varios trabajadores, mientras que la protección individual protegerá a un trabajador en concreto. Por ejemplo, respecto al riesgo de contaminación biológica por los aerosoles de los pacientes, un equipo de protección individual sería una mascarilla mientras que un equipo de protección colectiva sería un dispositivo de apantallamiento que limite la dispersión de los aerosoles.

El artículo 15 de la LPRL, que enumera los Principios generales de la acción preventiva, establece en su letra h) que se deberán adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual. La protección colectiva prevalece sobre la individual porque protege frente a los diferentes riesgos a todas las personas y porque disminuye las posibilidades que se produzca un riesgo. La utilización de un equipo de protección individual no puede ser excusa para no aplicar los medios de protección colectiva existentes, y son un complemento a las medidas colectivas. Las protecciones colectivas son más eficaces y ocasiona menos molestias a los trabajadores, de ahí que se priorice su uso respecto a las individuales, y el RD 773/1997, de 30 mayo, limite la utilización de los equipos de protección individual solo para los usos y tiempos concretos previstos.

Como equipo de protección colectiva y enfocado al ámbito sanitario se crea el dispositivo PRIME PROTECTOR. Este dispositivo protege al profesional de los principales riesgos físicos, químicos y biológicos presentes en el sector sanitario. El sistema de protección mediante el uso del apantallamiento y aislamiento del paciente permite que los sanitarios puedan realizar su trabajo con total seguridad, protegiendo a todos los profesionales de los posibles riesgos que encuentran en su entorno de trabajo y en su relación con el paciente.