Prevención de Riesgos laborales en el sector Odontológico.

La odontología es una profesión sanitaria expuesta a una gran cantidad de riesgos laborales. El personal sanitario que trabaja en estas clínicas se ve sometido constantemente a riesgos laborales que pueden suponer graves consecuencias para su salud. Conforme a la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, el centro odontológico es el responsable de adoptar y facilitar todas las medidas necesarias para que su personal pueda realizar su trabajo con plena seguridad.

Los riesgos que encontramos en un centro odontológico son muy variados y de distinto tipo:

  • Riesgos biológicos, como consecuencia de la exposición o contacto con agentes biológicos.
  • Riesgos químicos, por la exposición a agentes químicos, normalmente consecuencia de la inhalación o contacto de productos químicos.
  • Riesgos físicos, producidos por el daño corporal con o sin contacto directo producidos por el ruido, la vibración, la radiación y la temperatura o la humedad.
  • Riesgos ergonómicos y psicosociales, los producidos principalmente por posturas inadecuadas y las sobrecargas físicas y psíquicas.

PRIME PROTECTOR. PROTECCIÓN EN LA ODONTOLOGÍA

En la búsqueda de un sistema de trabajo seguro para los odontólogos se crea el dispositivo Prime Protector: equipo de protección colectiva que protege a los profesionales de los riesgos más frecuentes derivados de su profesión.

El dispositivo Prime Protector es un equipo de bioseguridad compuesto de una cúpula de protectora que aísla al paciente y protege al profesional de los principales riesgos físicos, químicos y biológicos presentes en el sector sanitario.

El apantallamiento mediante el uso de la cúpula ofrece una protección bidireccional: protege al profesional de los principales riesgos de su trabajo y garantiza a la clínica un equipo de trabajo con el que sus pacientes puedan sentirse atendidos con total seguridad.

La estructura de acero inoxidable tiene en su base peana, tres patas con ruedas giratorias que permite el desplazamiento del dispositivo y su colocación en el lugar más adecuado para el trabajo. Además de la movilidad, la configuración del eje central y sus elementos regulables le dotan de gran versatilidad, al poder adaptar la cúpula protectora a diferentes alturas, buscando la posibilidad de usarlo en las diferentes actividades del profesional y garantizando una posición ergonómica al profesional mediante realiza su trabajo.